Blogia
.

Es más fácil predicar...

Javier Aldasoro.MD

Como se sabe, es más fácil predicar que dar trigo. Esta es la Real del bla, bla, bla. Fue primero el Consejo el que desenfocó la realidad lanzando un discurso atemporal y de poco juicio, inexplicable que llegara de ex jugadores de primer nivel a nada que hubieran entendido algo de su periplo profesional. Algo tan elemental como discernir la importancia que tiene el talante del talento, la oveja churra de la merina. Sorprendentemente demuestran con el paso de los días que no han aprendido a valorar la calidad en su justa medida, que es al fin y al cabo la que en último término resuelve. Poco a poco sus iluminados postulados no se los cree nadie, y la realidad se come con patatas al bla, bla, bla del Consejo que preside Miguel Fuentes.

Luego llegó Bakero. Se autoimpuso en el cargo llevándose por delante el proyecto deportivo de la entidad, y lanzó un discurso pobre pero creíble -para algunos- más por sus dotes de buen comunicador que por la solvencia del mismo. Discurso que me atrevo a decir que ni el mismo se lo cree y, si se lo cree, es que tampoco valoró como profesional el talento de los Romario, Stoichkov, Laudrup o Txiki, como debía.

Ayer la realidad le susurró a la oreja con mucha crueldad. Un Recre, con todos mis respetos, fue capaz de manejar los tempos de un partido contra la Real y en Anoeta. Era escéptico hasta ayer, había que dar tiempo. Hoy no creo en casi nada, esperando que solo sea la reacción causa-efecto del sopapo recibido. Cuatro partidos y nueve goles en contra para una Real manufacturada desde la defensa. Nueve millones gastados. Da vértigo la Real del bla, bla, bla. ¿Dónde esta el trigo? Esto asusta

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Txiki -

Se titula"Bakero debe reunirse con Bakero", titulo que ejemplariza la falta de dirección de la Real. Paso a copiar el artículo de Enrique Marín en As:

Es lo que tiene haberle hecho los coros a Bakero o mirar para otro lado a la espera de ver si sonaba la flauta. Pues ahí tienen a la pobre Real: sin fútbol y sin alma, penúltima y otra vez (pese a la monserga del equilibrio y la solidez defensiva) la más goleada. Créanme, y a la hemeroteca les remito, no hay nada más triste para mí que haber confirmado mis peores augurios sobre esta Real con marchamo de Segunda, ni mayor impotencia que no verle solución. El director deportivo debería reunirse urgentemente con el entrenador para pedirle explicaciones por el pésimo juego de su equipo y quién sabe si incluso sopesar su destitución. ¿Tan pronto?, preguntarán algunos. ¡Cuanto antes, más tiempo para reaccionar!, exclamarán otros. Claro que también el entrenador le podría exigir responsabilidades al director deportivo por fichar lo que le ha fichado. Es lo que tiene cederle todo el poder a una persona sin experiencia. ¿Verdad, Fuentes?

Y es que cuando Bakero asume que el único responsable de la situación de la Real es él, no sé si lo dice como director deportivo o como técnico. Por cierto, ¿cómo puede decir Rekarte que ante el Recre la Real perdió sus señas de identidad? ¿Qué señas, Aitor?

Lo reseñable es que todo esto se veía venir. Para prueba repasar el FORO de este msimo Blog(grande el Blog).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres