Blogia
.

Nàstic de plasti

Vamos a ganar, no hay duda. Es el partido más importante de los últimos 40 años y la Real no va a fallar. Es un rival directo, de ahí que la victoria tenga un valor incalculable en la situación en la que estamos. Anoeta tiene que ser un fortín, un estruendo permanente, un volcán en plena erupción que aúpe a su equipo, que lo lleve en volandas, que lo arrastre hasta el triunfo. Someter hoy al Nástic no es más que aire, oxígeno para seguir en la pelea, un paso adelante que ayude a salir del chandrío en el que estamos metidos. Perder supondría mucho más, sería dar tres o cuatro pasos hacia atrás, acercarnos hacia un abismo insalvable antes de la Navidad. En estos momentos no hay margen, no hay otro camino que vencer, alcanzar la primera victoria de la temporada un 17 de diciembre, ahí es nada.

Todos a una. Unidos, juntitos, arropados, abrigados en torno al calor de nuestros colores. Hoy, en estas circunstancias, debería ser imposible que cualquiera puntuase en nuestro feudo, en Anoeta. Pero siendo un rival directo tiene que ser imposible. Lo dicho, nasti de plasti o mejor, 'Nástic de plasti', que se enteren

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres