Blogia
.

EUSKADI-CATALUNYA.....EUSKAL SELEZIOA BAI!!!!!!!

EUSKADI-CATALUNYA.....EUSKAL SELEZIOA BAI!!!!!!!

La selección vasca y la catalana rememorarán esta tarde en el Camp Nou el primer partido del doble enfrentamiento que disputaron hace ya más de 75 años. Entonces, bajo el nombre de Vasconia, la superioridad de los representantes vascos quedó en evidencia al imponerse tanto en Montjuic el 8 de junio de 1930 por 0-1 como en San Mamés cinco meses después por 3-2. Además, será la primera ocasión en la que el combinado vasco juega un partido fuera de casa desde la gira que realizaron durante la Guerra Civil.

Catalunya y Euskal Herria son dos naciones que comparten aspiraciones similares. Como señala el presidente de la Plataforma Pro Selecciones Deportivas Catalanas, Xavier Vinyals, «pueblos hermanos, con procesos paralelos». ESAIT también ha valorado en similares términos el partido.

A nadie se le escapa la trascendencia de un partido entre Catalunya y Euskadi, un día después de que la selección del Estado español juegue ante Suecia un partido de clasificación para la Eurocopa de 2008.

Pese a que los intentos para vaciar de contenido y el fondo reivindicativo del enfrentamiento entre las dos selecciones han sido continuos por parte de la Federación Española de Fútbol, el mero hecho de disputar el encuentro es una demostración evidente de que es un partido amistoso con un claro carácter reivindicativo.

La Federación Española podrá evitar, mediante la presión a las federaciones organizadoras del encuentro que no se han atrevido a hacerle frente, que la reivindicación de la oficialidad se muestre dentro del terreno de juego.

Pero en las gradas y, sobre todo, en el sentimiento de la mayoría de los aficionados que acudirán a presenciar el partido en directo al Camp Nou, la reivindicación de las dos naciones seguro que será visible y se dejará notar. Históricamente, Euskal Herria y Catalunya tienen muchos lazos de unión y han ido de la mano a la hora de reivindicar sus aspiraciones legítimas ante el Estado español.

No será la primera ocasión en que ambas selecciones se enfrenten entre sí. Aunque han trascurrido muchos años desde la última vez que se vieron las caras en un estadio de fútbol, Catalunya y Euskadi tienen un largo historial de duelos detrás.

En concreto, el último enfrentamiento se produjo en 1971 en San Mamés. El Euskadi-Catalunya concluyó con victoria de los visitantes por 1-2, único encuentro en el que los catalanes se han hecho con el triunfo hasta ahora.

· Un partido esperado

Iñaki Dobaran accedió a la presidencia de la Federación Vasca en 2005 al suceder en el cargo a Laurentzi Gana. En su año y medio de mandato será el tercer partido que disputa la selección. Se estrenó en el palco en diciembre del año pasado ante Camerún en San Mamés y a finales del mes de mayo fue Gales la que visitó el estadio bilbaino para jugar contra el combinado vasco.

En una entrevista concedida a GARA antes del partido contra la selección africana, Dobaran trasmitió la idea de disputar un encuentro de ida y vuelta contra Catalunya y rememorar el doble enfrentamiento que se realizó hace ya 75 años.

La idea de disputar un partido como éste rondaba en la cabeza de los directivos de las dos federaciones desde hace mucho tiempo y también dentro de la sociedad catalana, como reconoce el presidente de las Plataforma Pro Selecciones Deportivas Catalanas.

«Es un partido largamente reivindicado desde la sociedad catalana por motivos obvios. Es conocida la voluntad mayoritaria de presentarse en competiciones oficiales, por lo que supone una buena oportunidad para que dos pueblos hermanos nos ayudemos mutuamente en avanzar en tal proceso», asegura Vinyals.

En contraposición a las valoraciones realizadas por ESAIT sobre el lema con el que se ha anunciado el encuentro ­«Juntos por la paz»­, declara que «el simple hecho de que este partido se pueda realizar después de muchos años, es una constatación evidente de lo que quiere representar este partido. Tiene una doble vertiente. Por un lado, la reivindicativa. No es una casualidad que Catalunya y Euskadi se enfrenten en una fecha FIFA. La segunda, como en cualquier competición deportiva, yo quiero que ganen los míos y vosotros los vuestros. Continúa siendo un gran éxito para las dos federaciones y no queremos aguar el vino».

· Distintas denominaciones

Según los datos recopilados por el historiador catalán Josep María Raduá, con el partido de este domingo serán once las ocasiones en las que se han enfrentado las dos escuadras. Entre 1914 y 1916, Catalunya y Euskadi disputaron siete partidos, en los que la selección vasca se impuso en cinco de ellos y tan sólo cedió dos empates.

Pese a la superioridad a nivel deportivo, el historial de la selección catalana de fútbol es mucho más amplio que el del combinado vasco en cuanto a partidos se refiere. Raduá tiene contabilizados en el libro “Historia de las selecciones deportivas catalanas (1904-2005)” 197 partidos y la Federación Catalana de Fútbol tiene colgado en su página web un palmarés que supera los 110 partidos. Además, hay que tener en consideración que la Federación Catalana se fundó en 1904, mientras la vasca es de reciente creación, en concreto se fundó en 1988.

Los archivos de la Federación Vasca no recogen más de 70 partidos. No obstante, en la enciclopedia “Historia del fútbol vasco”, coordinada por Patxi Xabier Fernández, están contabilizados más de 100 encuentros.

Los primeros pasos para promover una selección vasca se dieron en el torneo Copa de Regiones Príncipe de Asturias en 1915. De aquella época datan los primeros duelos entre Catalunya y Euskadi en el terreno de juego anteriormente mencionados.

Aunque todos los jugadores eran vascos, en aquel momento no existía una Federación Vasca como tal y participaron bajo el nombre de la selección Norte, que agrupaba a las Federaciones de Gipuzkoa, Bizkaia y Cantabria. Sin embargo, su sede estaba ubicada en Bilbo y algunas publicaciones la denominaban como Selección Vasca.

· «El viaje de los Vascos»

En 1922, el éxito de la Selección Española en las Juegos Olímpicos de Amberes ­la base del equipo estaba formada por jugadores vascos­ al conseguir una medalla de plata, provocó que los emigrantes vascos de Argentina y Uruguay quisieran dar a conocer el fútbol vasco en sus países de acogida. Contrariamente a lo que ocurre en la actualidad, los organismos y federaciones denominadas regionales tenían muchísimas más opciones de funcionar por su cuenta y riesgo, a la hora de organizar encuentros.

Los negociadores sudamericanos sentaron las bases de su proyecto teniendo en cuenta la colaboración que pensaban encontrar en la numerosa colonia vasca para llenar los campos y, de esa forma, hacer de la gira un negocio.

La expedición popularizada como «el viaje de los vascos» no tenía un carácter profesional y dejó a un lado la disciplina y la responsabilidad en beneficio del placer. La opor- tunidad de conocer el continente americano era un sueño para la inmensa mayoría de los vascos.

Varios jugadores vizcainos declinaron la invitación de acudir y esa negativa incidió a la hora de poder valorar el potencial de una verdadera Selección Vasca. El inglés Mr. Harris, al mismo tiempo entrenador del Real Unión en aquellos años, lideró el combinado vasco en el que destacaban los jugadores del Athletic, Travieso y Belauste.

El bagaje fue muy pobre en cuanto a resultados y las críticas arreciaron obligando a concluir la gira antes de lo previsto. La expedición vasca no dio la talla en el terreno de juego y tuvieron que acabar la gira después de disputar ocho de los once partidos que te- nían programados. Al no responder a las expectativas creadas, incluso se quedaron sin recibir las dietas.

Perdieron cinco de sus encuentros y tan sólo ganaron uno y empataron otro. Las derrotas por goleada contra Argentina y Uruguay (4-0) dejaron en entredicho su nivel. Por aquellas fechas se enfrentó una selección checa con argentina. Empataron a un gol y se produjeron comparaciones con los representantes vascos.

· Hermanamiento de Vasconia

El primer encuentro contabilizado en la página web de la Federación Vasca de Fútbol, es el enfrentamiento entre Catalunya y Vasconia en Montjuic el 8 de junio de 1930. Se trata del partido de ida del duelo a dos partidos que rememorarán esta tarde las dos selecciones en el Camp Nou.

El periodo de dictadura de Primo de Rivera concluyó por el mes de febrero de ese mismo año y esa apertura en el Estado español contribuyó a que cuatro meses después se disputara el encuentro.

La principal razón para que el enfrentamiento provocara tanto interés en los aficionados radicó en el alto nivel futbolístico de las dos escuadras. Los equipos vascos y los catalanes dominaban la Liga ­creada en 1929­ y otras competiciones como la Copa.

De los diez clubes que militaban en Primera División en la temporada 1930-31, cuatro equipos eran vascos ­Athletic, Arenas, Real Unión y Real Sociedad­ y tres catalanes ­Barcelona, Espanyol y Europa­. El conjunto rojiblanco se proclamó esa temporada cam- peón de Liga y Copa.

El equipo vasco llegó un día antes del partido a Barcelona y fue recibido por numerosos aficionados, la directiva de la Federación Catalana casi en pleno y elementos distinguidos de los más importantes clubes locales.

No puede ocultarse la repercusión de aquella contienda, ya que las dos selecciones debían presentar sus más destacados elementos. Como muestra de la trascendencia que se concedió al partido, ya se habían recaudado 40.000 de las antiguas pesetas dos días antes del partido y se esperaba alcanzar la cifra de 50.000 pesetas.

El partido se planteó en forma de exhibición, pero la diferencia fundamental con respecto a los partidos amistosos que disputaron los combinados formados por jugadores vascos con anterioridad, se debe al cambio de denominación ­utilizaron el nombre de Vasconia­ y a que en la cita se dio una mayor diversidad de procedencia de los jugadores, tanto por lo que respecta a clubes como a territorios.

En ese hecho pudo influir la presencia como seleccionador de Vasconia del alavés Amadeo García Salazar, hombre de vital importancia en la historia del Deportivo Alavés.

· Jugadores míticos

El técnico vasco seleccionó a Blasco, Urkizu, Garizurieta, Mugerza, Roberto Etxebarria, Gorostiza y Bata del Athletic; Beristain, Ciriaco, Quincoces, Olivares y Albeniz del Alavés; Amadeo y Aiestaran de la Real Sociedad, y a Kuki Bienzobas del Real Unión. En el cuadro catalán destacaba la presencia del mítico portero Zamora y el delantero Samitier.

Pese al buen nombre de los futbolistas, fue un partido sin emoción según recogen las crónicas. El fútbol que practicaron los dos equipos fue malo, aburrido y sin interés.

Los únicos que se salvaron de la quema fueron el guardameta Blasco con sus intervenciones, la seguridad de Ciriaco y Quincoces ­los dos defensas fueron fichados años después por el Real Madrid­ y los detalles magníficos que dejó Gorostiza sobre el césped de Montjuic.

Los vascos lucieron camiseta roja y los catalanes blanca, en un partido en el que un gol marcado por el exterior del Athletic bastó para doblegar a Catalunya. Incluso la renta pudo ser mayor al errar, en dos salidas de manera lamentable, Zamora. En la delantera de los locales, Samitier estuvo a su nivel, pero estuvo demasiado solo y siempre bien protegido por los centrales vascos.

Por la noche, la Federación Catalana obsequió a las dos selecciones con un banquete al que también asistieron los equipos de rugby de Languedoc y de Catalunya que jugaron un partido el mismo día.

El partido de vuelta se jugó en San Mamés seis meses después. El 1 de enero de 1931, Vasconia volvió a imponerse por 3-2 a Catalunya.

Markuleta, Zilaurren, Gerardo y Regueiro fueran las novedades en el once que presentó García Salazar. El seleccionador vasco fue muy criticado por parte del diario “El Pueblo Vasco” por confeccionar una convocatoria vasca primando más el aspecto económico que el deportivo.

Cuando los dos equipos saltaron al campo fueron recibidos entre aplausos que se intensificaron cuando los capitanes se intercambiaron los saludos de rigor. Samitier entregó a Quincoces una cesta con flores y el defensa vasco le regaló un gallardete con cuatro escudos de las provincias vascas.

La titularidad de Samitier fue muy bien acogida por los asistentes al encuentro. La figura cumbre del fútbol catalán despertaba mucha admiración por su exquisitez en el terreno de juego y no defraudó.

A pesar de las críticas recibidas y a alguna facilidad en defensa que no se vio en el primer partido, la superioridad vasca se reflejó en el marcador al marcharse al descanso con un 3-1 por delante. Samitier adelantó a Catalunya al aprovechar un fallo de cabeza de Quincoces, pero después Vasconia pasó por encima de los visitantes. -

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

New Balance Sneakers -

Love is the greatest refreshment in life. It is a vine that grows into our hearts. If equal affection cannot be in my life, let the more loving be me.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres