Blogia
.

Un post del foro de DV

CUANDO FUIMOS LOS MEJORES Escrito por vostok - 28-03-06 11.59


Aita,¿qué ha hecho la Real? me pregutó mi hijo al llegar a casa ,perder dos a uno le contesté,y él con sus inocentes seis años volvió a preguntar pero...¿siempre pierde no? y yo le dije que me escuchara,que le iba a contar una historia tan cierta como bonita.
Hubo una época un poco lejana en el tiempo,en la que fuimos los mejores le dije,una época que para mi empezó cuando con cinco años mi aita me llevó a ver un partido al viejo Atotxa un partido de fútbol de un equipo que vestía de azul y blanco,un equipo en aquella época humilde pero trabajador ¡era mi equipo!.Con el tiempo fui creciendo y aquel equipo también ,aquel equipo cuyos jugadores veía entrenar en el campo de gravilla de Mundaiz y que se volvían andando por el asfalto del viejo camino con los pies descalzos rodeados de niños hasta a atotxa que era donde tenían sus vestuarios.Recuerdo incluso una vez que con un amigo entramos subidos haciendo montadiña en un camión de aquellos de la pitusa por la puerta diez de Atotxa para ver un entrenamiento,un entrenamiento de los Arzak,Gorriti,Ormaetxea,Soroa etc,entrenamientos que desde la mirada de un niño ilusionado eran como la final de la Copa de Europa para nosotros.Aquel equipo creció desde sus innumerables derrotas, derrotas que desde el trabajo y esfuerzo nos llenaban de ilusión,porque creíamos en ellos.-Quien no recuerda aquellas sentadas en mújika a base de pipas y caramelos Snipe esperando la salida del Madrid,Barcelona o Athletic,era otra historia-.Pues bien aquel equipito de barrio comenzó a ganar y hubo un año que jugamos la UEFA y hasta nos visitó el LIverpool y estuvimos en Anfield y nos metieron seis,seis a cero ¡pero estábamos en Anfield! y poco a poco cada vez ganábamos más y más y hubo otro año que batimos el récord de imbatibilidad y ¡casi ganamos la liga! sólo unos malditos arbitrajes ,una maldita enfermedad y la mala suerte pudieron con nosotros,pero daba igual ¡éramos felices y éramos de La Real! y vimos llorar a Diego,Celayeta,Satrústegui,Idigoras y yo creo que hasta a Arkonada y a todos ellos,.Fue algo inolvidable perdimos,perdimos como nunca lo hubieramos pensado pero perdimos llenos de ilusión y orgullo y aquellos que lloraban al año siguiente nos hicieron llorar pero de alegria ¡Ganamos la Liga! en Gijón y a falta de catorce segundos,las lágrimas se confundian con las gotas de la lluvia que no cesó en todo aquel bendito 26 de Abril del 81,aquel equipo que a pesar de sus derrotas nos llenaba de orgullo nos hizo campeones nos hizo tocar el cielo y hasta nos presentamos allí con diablillo incluido ,sí con el diablillo más grande que jamás entró en la gloria ,nuestro "Petit diable",nuestro Roberto López Ufarte del que hasta el mismísimo Maradona dijo que era el mejor jugador al que jamás se había enfrentado nunca y sí tocamos el cielo y Guipúzcoa fue una fiesta ,la más grande que hubo nunca por estas tierras,lo habíamos conseguido éramos los campeones,el mejor equipo que nunca hubo ,el más humilde pero el más grande,un equipo que nos hizo sentir felices luchando contra lo imposible, luchando incluso contra un Real Madrid que se creía el exponente único del fútbol amparado por todo y por todos los poderes establecidos.
Si es verdad ,fuimos los mejores y nuestros sueños de niños se habían hecho realidad y todos íbamos al campo con la ilusión por bandera y a animar a nuestro equipo y ¡vaya si animábamos!,había que vernos y había que escucharnos,como decía el difunto Juanito -del que ni siquiera habrás oído hablar- jugar en Atotxa era como ir a la guerra,pero era otra historia y era otro campo y eran otros jugadores,jugadores que nos hicieron vibrar durante muchos años más,pero esto se acabó y creo que todo comenzó cuando empezaron el derribo de aquel pequeño,viejo y destartalado campo de Atotxa,ese día creo que comenzó a romperse nuestro sueño y allí estaba yo ese día igual que estuve en Gijón o en Zaragoza cuando ganamos la Copa ,allí estaba yo viendo como tiraban el campo ,nuestro campo,nuestras grada y nuestros sueños.Nos empezamos a creer grandes y a perder la humildad nos cambiaron la forma de gestionar el club y el socio perdió su valor de socio ,había que ser accionista que ser propietario,que adecuarse a los tiempos y ahí empezó todo ,todo lo malo,quisieron que renunciáramos a lo que fuimos y cuando perdimos la humildad perdimos la identidad y hasta quisieron hacer un estadio impensable y perdimos lo que tan grandes nos hizo y ahora todo aquello se acabó y quizá nos veamos en segunda y quizá sea lo que necesitemos para vover a ser lo que fuimos el club pequeño más grande del mundo,porque una vez y te lo digo de corazón, no sólo nos sentimos sino que fuimos los mejores y sólo espero que tú lo puedas volver a sentir en un futuro y que animes a esta Real como yo ahora con más fuerza que nunca,porque lo necesita y por encima de todo está esa camiseta blanquiazul que tanto sentimiento y tanta gloria nos ha dado.
Aurrera mutilak!
aurrera gipuzkoa!
aurrera txuriurdinak!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

hernatxi -

En la misma linea.Fernando Becerril en MD:
\'Han pasado tantos años, que muchos no estaban y otros muchos sólo lo conocen por lo contado. Llovía mucho en Gijón aquella tarde de abril. Llevaba lloviendo desde un año antes cuando a la mejor Real de la historia se le escapó una Liga porque no supo rematar la faena. El año pasado dejamos sin conmemorar el aniversario de aquel dolor. Pero no lo hemos olvidado. Todos los de la Real sabemos dónde estábamos cuando Bertoni reventó una temporada maravillosa.

Pero también sabemos dónde estábamos cuando Zamora marcó el gol más importante de nuestra historia. Llovía a mares. Algunos realistas, hartos de agua y de pena, se habían refugiado en los pasillos de un Molinón en obras. Se vivía ya la repetición de la amargura. Quedaban segundos. Allí arriba, en una especie de palomar de madera estábamos los periodistas rumiando nuestro mal fario. Pero Olaizola controló el balón y tomó la decision que cambió la historia. En vez de pegarle arriba porque se acababa el tiempo, prefirió jugarla y el balón voló entre los pies de los nuestros hacia el área asturiana. El cuero cayó en los pies de Zamora. Zamora. Zamora. Gol de Zamora. Aquella noche no durmió nadie ni en Gijón, ni en Donosti, ni en la carretera interminable que separaba las dos ciudades. Todavía lo estoy viendo\'.
¿lo entenderán los pazguatos paniaguados?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres