Blogia
.

Deportes

Fichajes por favor (III)

javier aldasoro MD

No quiero ser un aguafiestas. Pero menos aún caer en encantos encantados, en fastos brujos que den chance a una realidad irreal a todas luces. No estamos para esos trotes porque la situación es cruda, podenca. Hay que alegrarse por el triunfo, pero no perder ni un ápice la perspectiva, el presente devastador en el que nos toca vivir.

Ayer se le ganó al Nástic de Tarragona, y se le ganó como tiene que ganar esta Real Sociedad. El público estuvo sublime una vez más, y el equipo entendió que se prolongaba hasta el infierno con el 1-2. Fue entonces cuando reaccionó y sacó su mejor versión, tal vez la única que tenga este grupo: correr, presionar, partirse el pecho en cada balón. La pregunta es por qué no lo hacen siempre, sólo al sentir el calor, el crepitar de los fuegos, corrieron como alma que se la lleva el diablo. Falta calidad, cierto, pero hay más de lo que hemos visto. Con la actitud que mostraron ayer, otro gallo nos hubiera cantado.

Se precisa unión y apoyo. Pero se tendrán que presionar como ayer lo hicieron cuando la soga les cerraba el cuello. No tenemos margen. Hay que seguir en la pelea y reforzar el grupo en el mercado invernal. Fichajes contrastados, de nivel, que aporten desde el primer día. Por fin ganamos. ¡Qué sensación! ¡qué placer! ¡qué bueno..!

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Nàstic de plasti

Vamos a ganar, no hay duda. Es el partido más importante de los últimos 40 años y la Real no va a fallar. Es un rival directo, de ahí que la victoria tenga un valor incalculable en la situación en la que estamos. Anoeta tiene que ser un fortín, un estruendo permanente, un volcán en plena erupción que aúpe a su equipo, que lo lleve en volandas, que lo arrastre hasta el triunfo. Someter hoy al Nástic no es más que aire, oxígeno para seguir en la pelea, un paso adelante que ayude a salir del chandrío en el que estamos metidos. Perder supondría mucho más, sería dar tres o cuatro pasos hacia atrás, acercarnos hacia un abismo insalvable antes de la Navidad. En estos momentos no hay margen, no hay otro camino que vencer, alcanzar la primera victoria de la temporada un 17 de diciembre, ahí es nada.

Todos a una. Unidos, juntitos, arropados, abrigados en torno al calor de nuestros colores. Hoy, en estas circunstancias, debería ser imposible que cualquiera puntuase en nuestro feudo, en Anoeta. Pero siendo un rival directo tiene que ser imposible. Lo dicho, nasti de plasti o mejor, 'Nástic de plasti', que se enteren

Los efectos de no confiar en lo que ha dado resultados

Los efectos de no confiar en lo que ha dado resultados

gara.net

Las carencias que se ven en el equipo son las que debían cubrir jugadores rechazados.

Un aficionado daba el lunes en una tertulia su solución a la crítica situación actual. Había que fichar a cinco jugadores en el mercado de invierno, dar la baja a Cifu, Novo, Rossato, Skoubo y Stevanovic y confiar en que se llegue a enero con diez puntos de desventaja con la permanencia. No decía los nombres sobre los cinco jugadores que debían ser fichados para tan optimista remontada.

En las demás tertulias y comentarios de calle se da por hecho que esta plantilla no tiene calidad para mantenerse y que la solución sólo llega con fichajes. Y como los que están para fichar también dicen que son malos debe llegar primero un director deportivo con contactos para fichar buenos jugadores como el Sevilla. Se obvia que Monchi para fichar buenos jugadores puede pagar tres millones de euros anuales netos sólo en ficha a Poulsen...

Es el efecto claro del virus de la desconfianza que se ha apoderado de la Real y que amenaza con llevarla a Segunda por desconfiar de lo que le ha permitido estar cuarenta años ininterrumpidos en Primera. Es uno de los cuatro clubes que más años lleva en la máxima categoría con un presupuesto inferior a otros porque ha confiado en el fútbol guipuzcoano y en los jugadores que éste le ha dado porque no tenía elección por filosofía y por economía.

Elegir, pensar que cualquier cosa que está fuera es mejor de lo que hay en Gipuzkoa, ha sido la ruina deportiva y económica. Y lo triste es que el Consejo actual ha tenido la posibilidad de devolver al club a sus raíces y formar una plantilla competitiva con sólo cuatro no guipuzcoanos y tres extranjeros y se ha dedicado a traer jugadores que hasta ellos mismos reconocen que no son mejores de los que había. Y lo peor es que ha dejado ir o no ha querido traer a precios asumibles a jugadores con las características que faltan: un central como Brechet, un Iván Campo que agradecería Lotina para tener más calidad con el balón en sus dos pivotes defensivos, un organizador de buen dominio del balón y golpeo a balón parado como Arteta, un rematador como Llorente o un jugador de la velocidad de Aduriz.

 

Una plantilla guipuzcoana

El cuadro que acompaña estas líneas es el de la plantilla que no ha querido tener el Consejo. Todos los jugadores que aparecen tenían contrato en vigor para esta temporada cuando Fuentes asumió el cargo o han sido ofrecidos en condiciones asumibles, con la única discusión de Mikel Arteta, un jugador que entre la amortización de su traspaso y su ficha suponía un coste anual de entre 2,5 y tres millones de euros.

Pero costaba eso porque es un gran futbolista, como demuestra en el Everton, donde ha sido titular indiscutible las dos últimas temporadas. La pasada disputó 29 partidos y esta ha jugado los trece de Liga como titular, con golazos como el que marcó el domingo. Su mayor problema era que no defendía mucho, pero con la marcha de Nihat y su sustitución por jugadores con más implicación en ese trabajo ese problema se podía asumir perfectamente.

Y el turco debió irse en enero al Spartak de Moscú, con lo que la Real habría cobrado 1,5 millones más de lo recibido del Villarreal, la mitad de los 2,9 que no se habrían ingresado de seguir Arteta. Y no se fue porque el Consejo no quiso fichar el pasado verano a Aduriz por tres millones y a Llorente por 450.000 euros. Amorrortu quería dos delanteros y en vez de fichar a dos guipuzcoanos que demostraban su progresión en Valladolid y Eibar y que entraban dentro de las posibilidades de un club que tenía tres millones para ofrecerlos por Duda, se prefirió a Quirino y Manchev.

Se llegó a ofrecer 890.000 euros el último día de mercado por el brasileño, que ahora es suplente en la Liga sueca en el Djugardens, mientras que el búlgaro no tiene ni la ficha tramitada con el Levante.

Amorrortu quería dos jugadores con velocidad arriba y al final llegaron jugadores que no tienes esas características como Novo, Skoubo y Stevanovic, éstos dos últimos fichados por los 3,5 millones que la Real no quiso invertir en verano por los dos guipuzcoanos. Skoubo llegaba tras no adaptarse en sus dos experiencias fuera de Dinamarca en Alemania e Inglaterra y en Donostia se empiezan a ver las razones de esos problemas de adaptación.

Stevanovic llegaba sin salir de Eslovenia ni ser internacional absoluto con 21 años, algo que no hacía esperar mucho más de lo ofrecido. Si Llorente y Aduriz hubieran llegado en verano, la Real no habría tenido problemas en invierno, con partidos que jugó sin delanteros tras la lesión de Kovacevic y la situación de Nihat y De Paula.

Y entonces no habría sido tan exigida la gran revolución que el Consejo quiso realizar para romper con una estabilidad en la parte baja de Primera que ahora cabe añorar. Ese deseo de hacer muchos cambios llevó a dejar escapar a dos jugadores como Alberto y Gabilondo cuya continuidad no podía cuestionarse en un equipo de cantera porque el tiempo demuestra que tienen nivel de Primera y que se necesitan más jugadores de casa con experiencia.

 

Alberto y Llorente, en ascenso

Al prescindir del portero para fichar a Bravo por 800.000 euros se dio la razón de que no podía competir con Riesgo cuando en los años anteriores los entrenadores había sentado algunos partidos al debarra. Ha recalado en un equipo con estructura y nivel de Primera como el Valladolid, que desde que es titular gana todos sus partidos y ya es segundo sin apenas encajar goles gracias, también, a los siete marcados por Llorente, el pichichi de Segunda.

A Gabilondo se le ofreció renovar a la baja sin ejecutar una opción para ampliar de forma unilateral el contrato porque se estimaba que era demasiado alto para el rendimiento que daba. Pues ahora cobra más y juega de titular en el Athletic, donde ha disputado nueve partidos, siete de inicio, de los once de Liga con un buen nivel.

Por la misma razón la Real ofreció rebajar su ficha a Brechet. No aceptó y prefirió irse sin pagar el Sochaux nada por su fichaje. Se fue tras superar el problema que le impidió jugar el pasado año y tras demostrar pese a jugar poco una gran calidad humana y deportiva que le ha llevado a jugar los catorce partidos completos con el Sochaux, donde es capitán, líder y al que ha contribuido de manera decisiva a colocarle en la mejor situación de su historia reciente. Es séptimo a dos puntos del segundo, el potente Lille, con el que empató sin goles en el duelo del pasado sábado.

Se ha demostrado que lo mejor para la Real era seguir con Brechet, que no quería irse, y también haber aceptado el deseo de Iván Campo de venir. Quedaba libre tras acabar su contrato con el Bolton y su representante Miguel Angel Cermeño lo ofreció. Si la Real fuera fiel a la filosofía que dice tener no habría tenido posibilidad de elegir porque debería fichar a todos los guipuzcoanos de primer nivel que quieran jugar en el club.

Pero se descartó su ofrecimiento por motivos técnicos sin trasmitirle ninguna oferta a un jugador que al final renovó por el Bolton, en el que es básico al jugar los trece partidos de Liga, doce como titular, y contribuir con su juego y sus goles a que ocupe la sexta plaza, a sólo dos puntos del tercero. Plaza que ocuparía de no perder por 1-0 su último partido con el Everton, resuelto con golazo de Arteta que ha dejado a su equipo séptimo, con un punto menos.

 

El asesor de Campo y Prieto

Pues en lugar de tener a jugadores guipuzcoanos que ahora luchan por entrar en la Champions en la Premier, Bakero prefirió gastar tres millones en Rivas y 450.000 por Juanito. Y no fichar a Iván Campo puede tener efectos negativos en la renovación de Prieto, que tiene al mismo representante. Un ex directivo realista da por hecho a GARAque no renovará precisamente por su asesor tras una experiencia vivida con él.

Y la Real se gastó 500.000 euros en Fabio Felicio y se repescó a Rossato pese al deseo del Sporting de Braga de continuar con él y ninguno de los dos ha demostrado ser mejor que Gabilondo. Y Bakero quiso fichar a última hora al tipo de delantero que se buscaba un año antes.

Cuando el Consejo accedió a pagar los tres millones por Rivas porque era el eje de su proyecto Bakero dio a entender que con eso ya estaba satisfecho, pero luego pidió fichar a Johnson por 1.200.000 euros, petición rechazada. Sólo se accedió a lograr una cesión que al final no se cerró. En esas condiciones el Liverpool ofrecía a Sinama Pongolle, del que Xabi Alonso dio buenos informes. Pues mientras la Real perdía el tiempo con un norteamericano, el Recreativo se hacía con la cesión de un delantero que ya da un muy buen rendimiento.

Y lo malo es que en lugar de analizar por qué la Real no tiene ahora esos dos o tres jugadores que va a intentar lograr cedidos en un mercado invernal muy complicado, no se aprende de los errores y se sacan conclusiones equivocadas. Porque si la Real no ha acertado en las incorporaciones no ha sido por no gastar dinero, sino por no ser fiel a su filosofía. Se han gastado 8,5 millones en traspasos. El Recre ha gastado una tercera parte este verano y ha incorporado jugadores de mucha calidad y por eso está arriba en la tabla. Y el Zaragoza se ha gastado en Aimar lo que recibió por Cani, pero el resto han llegado sin pagar traspasos.

El problema de la Real es que el dinero se ha destinado a traspasos y no a incrementar el volumen destinado a pagar fichas. Y en los baremos que se han establecido no entran Brechet, Arteta, Iván Campo, Gabilondo y no entrará Xabi Prieto ni lo que cobran ahora algunos.

 

Una plantilla para confiar más

Y por eso la Real tiene una plantilla peor de la que podía haber tenido con un menor coste global, pero no es tan mala como para desconfiar tanto. Es suficiente para mantenerse. Porque uno no entiende por qué se valoran tan poco circunstancias que han perjudicado mucho el equipo. La pretemporada parece que la ha diseñado un enemigo y los que hablaron tanto de la pasada ­mucho mejor que ésta­ no dicen nada. Otros años se ha discutido la preparación física y ahora no se habla de eso. Las decisiones arbitrales han sido perjudiciales en muchos partidos y ni se recuerda. Y las lesiones han impedido tener a Xabi Prieto, Kovacevic y Skoubo con continuidad y parecen un problema menor.

Y los entrenadores no han sabido sacar provecho a la plantilla. Como decía un técnico de la Real, «este equipo demostró el año pasado que sabe jugar a fútbol. Nos meterían goles, pero los metía con facilidad». Pero nada. Si la Real ha metido un gol en los cuatro partidos de Liga con Lotina es sólo porque los jugadores son malos. Porque si se ha cambiado de entrenador y el juego es malo no va a ser culpa de los entrenadores. Si se cambia los jugadores y el juego es peor tampoco, aunque jueguen dos medios centros como Juanito y Garitano y un jugador que lleva dos años sin jugar y tres entrenamientos con el equipo. La culpa de todo es que los jugadores son malos y hay que cambiar a cinco, o a once, como planteó un periodista tras el partido contra el Espanyol.

El milagro es que en ese ambiente de desconfianza, con lo nada que se le ha ayudado a esta plantilla, la Real esté a cuatro puntos de la permanencia tras acabar un partido crítico con sólo tres de los trece extranjeros fichados por el Consejo en quince meses y con cuatro jugadores que en enero estaban en el Sanse. Y menos mal, porque fueron de los mejores. Y es que hay que confiar en lo que ha funcionado siempre.

LLEGA LOTINA

MundoDeportivo.

El de Meñaka es el nuevo entrenador de la Real tras ser destituido José Mari Bakero en la tarde de ayer

El Consejo txuri urdin se reunió de urgencia y comunicó la decisión al navarro tras el entrenamiento

La directiva realista, dividida, pensó también en Mané pero llegó a un acuerdo a medianoche con Lotina.

Miguel Ángel Lotina es desde la medianoche de ayer el nuevo entrenador de la Real Sociedad hasta final de temporada tras la fulminante destitución de José Mari Bakero a última hora de la tarde. Pese a que el técnico navarro parecía tener crédito hasta el partido del domingo ante el Villarreal, el Consejo de Administración de la Real se reunió ayer por la tarde de forma urgente para comunicar a eso de las 21,30 horas de la noche, de forma oficial, la destitución de José Mari Bakero como entrenador del primer equipo txuri urdin.

El entrenador navarro rescindirá su contrato con la Real de forma absoluta, según reza el comunicado que ofreció ayer por la noche la entidad de Anoeta. La decisión es la de relevarle de sus funciones como responsable del área profesional del club, del que se desligará por completo. Junto al preparador navarro, Meho Kodro, segundo entrenador, y Luis Milá, preparador físico, también quedan desvinculados del club txuri urdin.

De esta manera, será Miguel Ángel Lotina y no José Mari Bakero el que se siente pasado mañana en el banquillo de Anoeta. Ésa parecía la fecha límite para el de Goizueta, aunque el partido de Copa debió ejercer un efecto letal en la opinión de un Consejo del que sólo dos de sus representantes, secundarios, además, Luis Ansoalde y Asier Laskibar, compartieron el último viaje con el entrenador txuri urdin a Málaga. La suerte de Bakero, en cualquier caso, ya estaba echada porque, como MD adelantó la semana pasada, ya le estaban buscando sustituto. El crédito del navarro a los ojos del Consejo murió con la derrota frente al Zaragoza y pese a que ha aguantado hasta Palma de Mallorca y Málaga, ayer dejó de ser entrenador de la Real.

Lotina cambia de decisión

Destituido Bakero, la Real estuvo negociando hasta última hora de la noche con Miguel Ángel Lotina, un técnico que ya sonó hace dos años y medio cuando fue destitudio Denoueix. Así las cosas, el de Meñaka, que ahora reside en la localidad riojana de Ezcaray será presentado hoy como nuevo entrenador txuri urdin, después de que haya reconsiderado el 'no' que le dio a la Real Sociedad la semana pasada, como adelantó MD este pasado lunes.

Cuando el club txuri urdin tanteó al vizcaíno sobre si estaría dispuesto a entrenar a la Real, la respuesta fue rotunda: no. Lotina sólo se haría cargo del conjunto blanquiazul cuando Bakero dejase de ser el entrenador. Mientras el banquillo txuri urdin tuviera inquilino, Lotina no escucharía ofertas. Con Bakero fuera de juego, Lotina volvió a entrar ayer de pleno en la rueda de la Real y hoy dirigirá su primer entrenamiento en Zubieta para estrenarse el domingo en Anoeta.

La opinión del Consejo estuvo dividida ya que hubo voces que apostaron por Mané para este momento de crisis. La opción de Lotina fue ganando fuerza a lo largo de la tarde noche hasta ser el elegido definitivamente. Dispondrá de los cinco millones de euros de Zubiaurre para realizar fichajes de su gusto en el mercado invernal.

Bakero se despide hoy

José Mari Bakero se despedirá hoy de los jugadores en Zubieta. Acudirá a primera hora de la mañana para desearles suerte y se desligará por completo de las instalaciones en las que ha trabajado el último año y medio. Para las doce del mediodía, la Real ha convocado una rueda de prensa en la que el consejo de administración ofrecerá las pertinentes explicaciones y en la que, previsiblemente, no estará Bakero. El entrenamiento que el equipo tenía previsto llevar a cabo hoy por la mañana se retrasó a la tarde para que el nuevo técnico tenga tiempo de ponerse al frente. Será el primer contacto de Lotina con Zubieta

 

 

 

La Real destituye a Bakero

El Consejo de Administración de la Real Sociedad destituyó por sorpresa a última hora de esta noche a Jose Mari Bakero, tras la derrota por 4-1 en Copa del Rey ante el Málaga.

El club donostiarra, en un escueto comunicado hecho público a través de su página web, anunció el despido del que hasta ahora era entrenador del primer equipo y máximo responsable del fútbol profesional de la entidad, cargo que ocupaba tras dejar vacante la dirección técnica a principios de temporada.

La Real ha prescindido asimismo de los servicios del segundo entrenador, Meho Kodro, y del preparador físico Luis Milá que había recalado en San Sebastián de la mano del propio Bakero.

Inoren Erreala

Javier Aldasoro MD 

Denon Erreala? (La Real de todos). Inoren Erreala (La Real de nadie), diría yo. La tenemos irreconocible. Ha perdido el norte por completo y nadie la respeta. El Zaragoza acabó ayer haciéndonos un rondo despiadado pero elegante, porque no quiso humillar. Y qué respeto se le puede pedir al de fuera si nadie en casa se la toma en serio. Hace más de dos años que a la Real nadie se la toma en serio, y a las decisiones me remito. ¿Y el Consejo se la toma en serio? Porque la semanita ha sido de traca. Actos fuera de lugar y declaraciones marcianas. Siendo últimos, con un punto de quince, es poco serio presentar al muñeco Atotxo o colocar a la plantilla cantando no sé qué cojona que ahora poco importa si es que nos tomamos en serio a la Real. Hablar de Bakero es de lo que menos se trata, el problema es de mayor calado. Esta Real está cimentada sobre la mentira, sobre argumentos demagógicos, irreales, y luego pasa lo que pasa.

La realidad es la que es y nos enfrentamos a una clasificación que no engaña, que no negocia con nadie, se limita a colocar a cada cual en su sitio.

¿Quién mueve ficha? Alguien tendrá que hacerlo. O dejamos que la Real sea engullida por el sumidero que conduce a la Segunda División. Qué triste me resulta escribir esto. Es doloroso ver cómo está nuestra Real. Pálida, enferma: ni modelo, ni señas de identidad, ni espíritu, ni na de na. ¡Qué desolación más grande! ¡Qué vacío!. Pero hay que seguir junto a ella, otros tendrán que tomar decisiones, porque ha llegado la hora de hacerlo por mucha apuesta personal que sea. Es la muerte de una crónica anunciada, que escribió Gabriel García Márquez. Inoren Erreala, lo dicho

EUSKAL SELEKZIOAREN ALDEKO MANIFESTUA

EUSKAL SELEKZIOAREN ALDEKO MANIFESTUA

1. Gaur egun, gure herriari, Euskal Herriari, ez zaio aitortzen selekzio propioa izateko duen eskubide kolektiboa. Horren ondorioz, euskal kirolariok nazioarteko txapelketa ofizialetan ezin dugu parte hartu euskal selekzioarekin. Eta, gainera, diziplina federatiboa dela eta, derrigortuta gaude txapelketa horietan gure herriak bereak sentitzen ez dituen koloreekin egitera, hau da, Espainia eta Frantzia ordezkatzera.

2. Gu euskal kirolariak garenez, euskal nazioaren koloreekin eta gure ereserkiaren doinupean lehiatu nahi dugula aitortzen dugu. Beraz, Euskal Selekzioak nazioartean eta txapelketa ofizialetan parte hartzeko duen eskubide kolektiboan oinarrituta Euskal Selekzioaren ofizialtasuna aldarrikatzen dugu.

3. Euskal Herria bere osotasunean ordezkatuko duen selekzioa nahi dugu, eta horretarako, Euskal Herriko Federazio Nazionalak behar ditugu.

4. Eta horretarako, guztion laguntza beharrezkoa da. Horregatik, gure aldetik saiatuko gara bidea jorratzen, ea guztion artean, egun ametsa besterik ez dena, ahalik eta azkarren, errealitate bihurtzen dugun.

GORA EUSKAL HERRIKO SELEKZIOA!!

GORA EUSKAL HERRIKO FEDERAZIO NAZIONALAK

EUSKADI-CATALUNYA.....EUSKAL SELEZIOA BAI!!!!!!!

EUSKADI-CATALUNYA.....EUSKAL SELEZIOA BAI!!!!!!!

La selección vasca y la catalana rememorarán esta tarde en el Camp Nou el primer partido del doble enfrentamiento que disputaron hace ya más de 75 años. Entonces, bajo el nombre de Vasconia, la superioridad de los representantes vascos quedó en evidencia al imponerse tanto en Montjuic el 8 de junio de 1930 por 0-1 como en San Mamés cinco meses después por 3-2. Además, será la primera ocasión en la que el combinado vasco juega un partido fuera de casa desde la gira que realizaron durante la Guerra Civil.

Catalunya y Euskal Herria son dos naciones que comparten aspiraciones similares. Como señala el presidente de la Plataforma Pro Selecciones Deportivas Catalanas, Xavier Vinyals, «pueblos hermanos, con procesos paralelos». ESAIT también ha valorado en similares términos el partido.

A nadie se le escapa la trascendencia de un partido entre Catalunya y Euskadi, un día después de que la selección del Estado español juegue ante Suecia un partido de clasificación para la Eurocopa de 2008.

Pese a que los intentos para vaciar de contenido y el fondo reivindicativo del enfrentamiento entre las dos selecciones han sido continuos por parte de la Federación Española de Fútbol, el mero hecho de disputar el encuentro es una demostración evidente de que es un partido amistoso con un claro carácter reivindicativo.

La Federación Española podrá evitar, mediante la presión a las federaciones organizadoras del encuentro que no se han atrevido a hacerle frente, que la reivindicación de la oficialidad se muestre dentro del terreno de juego.

Pero en las gradas y, sobre todo, en el sentimiento de la mayoría de los aficionados que acudirán a presenciar el partido en directo al Camp Nou, la reivindicación de las dos naciones seguro que será visible y se dejará notar. Históricamente, Euskal Herria y Catalunya tienen muchos lazos de unión y han ido de la mano a la hora de reivindicar sus aspiraciones legítimas ante el Estado español.

No será la primera ocasión en que ambas selecciones se enfrenten entre sí. Aunque han trascurrido muchos años desde la última vez que se vieron las caras en un estadio de fútbol, Catalunya y Euskadi tienen un largo historial de duelos detrás.

En concreto, el último enfrentamiento se produjo en 1971 en San Mamés. El Euskadi-Catalunya concluyó con victoria de los visitantes por 1-2, único encuentro en el que los catalanes se han hecho con el triunfo hasta ahora.

· Un partido esperado

Iñaki Dobaran accedió a la presidencia de la Federación Vasca en 2005 al suceder en el cargo a Laurentzi Gana. En su año y medio de mandato será el tercer partido que disputa la selección. Se estrenó en el palco en diciembre del año pasado ante Camerún en San Mamés y a finales del mes de mayo fue Gales la que visitó el estadio bilbaino para jugar contra el combinado vasco.

En una entrevista concedida a GARA antes del partido contra la selección africana, Dobaran trasmitió la idea de disputar un encuentro de ida y vuelta contra Catalunya y rememorar el doble enfrentamiento que se realizó hace ya 75 años.

La idea de disputar un partido como éste rondaba en la cabeza de los directivos de las dos federaciones desde hace mucho tiempo y también dentro de la sociedad catalana, como reconoce el presidente de las Plataforma Pro Selecciones Deportivas Catalanas.

«Es un partido largamente reivindicado desde la sociedad catalana por motivos obvios. Es conocida la voluntad mayoritaria de presentarse en competiciones oficiales, por lo que supone una buena oportunidad para que dos pueblos hermanos nos ayudemos mutuamente en avanzar en tal proceso», asegura Vinyals.

En contraposición a las valoraciones realizadas por ESAIT sobre el lema con el que se ha anunciado el encuentro ­«Juntos por la paz»­, declara que «el simple hecho de que este partido se pueda realizar después de muchos años, es una constatación evidente de lo que quiere representar este partido. Tiene una doble vertiente. Por un lado, la reivindicativa. No es una casualidad que Catalunya y Euskadi se enfrenten en una fecha FIFA. La segunda, como en cualquier competición deportiva, yo quiero que ganen los míos y vosotros los vuestros. Continúa siendo un gran éxito para las dos federaciones y no queremos aguar el vino».

· Distintas denominaciones

Según los datos recopilados por el historiador catalán Josep María Raduá, con el partido de este domingo serán once las ocasiones en las que se han enfrentado las dos escuadras. Entre 1914 y 1916, Catalunya y Euskadi disputaron siete partidos, en los que la selección vasca se impuso en cinco de ellos y tan sólo cedió dos empates.

Pese a la superioridad a nivel deportivo, el historial de la selección catalana de fútbol es mucho más amplio que el del combinado vasco en cuanto a partidos se refiere. Raduá tiene contabilizados en el libro “Historia de las selecciones deportivas catalanas (1904-2005)” 197 partidos y la Federación Catalana de Fútbol tiene colgado en su página web un palmarés que supera los 110 partidos. Además, hay que tener en consideración que la Federación Catalana se fundó en 1904, mientras la vasca es de reciente creación, en concreto se fundó en 1988.

Los archivos de la Federación Vasca no recogen más de 70 partidos. No obstante, en la enciclopedia “Historia del fútbol vasco”, coordinada por Patxi Xabier Fernández, están contabilizados más de 100 encuentros.

Los primeros pasos para promover una selección vasca se dieron en el torneo Copa de Regiones Príncipe de Asturias en 1915. De aquella época datan los primeros duelos entre Catalunya y Euskadi en el terreno de juego anteriormente mencionados.

Aunque todos los jugadores eran vascos, en aquel momento no existía una Federación Vasca como tal y participaron bajo el nombre de la selección Norte, que agrupaba a las Federaciones de Gipuzkoa, Bizkaia y Cantabria. Sin embargo, su sede estaba ubicada en Bilbo y algunas publicaciones la denominaban como Selección Vasca.

· «El viaje de los Vascos»

En 1922, el éxito de la Selección Española en las Juegos Olímpicos de Amberes ­la base del equipo estaba formada por jugadores vascos­ al conseguir una medalla de plata, provocó que los emigrantes vascos de Argentina y Uruguay quisieran dar a conocer el fútbol vasco en sus países de acogida. Contrariamente a lo que ocurre en la actualidad, los organismos y federaciones denominadas regionales tenían muchísimas más opciones de funcionar por su cuenta y riesgo, a la hora de organizar encuentros.

Los negociadores sudamericanos sentaron las bases de su proyecto teniendo en cuenta la colaboración que pensaban encontrar en la numerosa colonia vasca para llenar los campos y, de esa forma, hacer de la gira un negocio.

La expedición popularizada como «el viaje de los vascos» no tenía un carácter profesional y dejó a un lado la disciplina y la responsabilidad en beneficio del placer. La opor- tunidad de conocer el continente americano era un sueño para la inmensa mayoría de los vascos.

Varios jugadores vizcainos declinaron la invitación de acudir y esa negativa incidió a la hora de poder valorar el potencial de una verdadera Selección Vasca. El inglés Mr. Harris, al mismo tiempo entrenador del Real Unión en aquellos años, lideró el combinado vasco en el que destacaban los jugadores del Athletic, Travieso y Belauste.

El bagaje fue muy pobre en cuanto a resultados y las críticas arreciaron obligando a concluir la gira antes de lo previsto. La expedición vasca no dio la talla en el terreno de juego y tuvieron que acabar la gira después de disputar ocho de los once partidos que te- nían programados. Al no responder a las expectativas creadas, incluso se quedaron sin recibir las dietas.

Perdieron cinco de sus encuentros y tan sólo ganaron uno y empataron otro. Las derrotas por goleada contra Argentina y Uruguay (4-0) dejaron en entredicho su nivel. Por aquellas fechas se enfrentó una selección checa con argentina. Empataron a un gol y se produjeron comparaciones con los representantes vascos.

· Hermanamiento de Vasconia

El primer encuentro contabilizado en la página web de la Federación Vasca de Fútbol, es el enfrentamiento entre Catalunya y Vasconia en Montjuic el 8 de junio de 1930. Se trata del partido de ida del duelo a dos partidos que rememorarán esta tarde las dos selecciones en el Camp Nou.

El periodo de dictadura de Primo de Rivera concluyó por el mes de febrero de ese mismo año y esa apertura en el Estado español contribuyó a que cuatro meses después se disputara el encuentro.

La principal razón para que el enfrentamiento provocara tanto interés en los aficionados radicó en el alto nivel futbolístico de las dos escuadras. Los equipos vascos y los catalanes dominaban la Liga ­creada en 1929­ y otras competiciones como la Copa.

De los diez clubes que militaban en Primera División en la temporada 1930-31, cuatro equipos eran vascos ­Athletic, Arenas, Real Unión y Real Sociedad­ y tres catalanes ­Barcelona, Espanyol y Europa­. El conjunto rojiblanco se proclamó esa temporada cam- peón de Liga y Copa.

El equipo vasco llegó un día antes del partido a Barcelona y fue recibido por numerosos aficionados, la directiva de la Federación Catalana casi en pleno y elementos distinguidos de los más importantes clubes locales.

No puede ocultarse la repercusión de aquella contienda, ya que las dos selecciones debían presentar sus más destacados elementos. Como muestra de la trascendencia que se concedió al partido, ya se habían recaudado 40.000 de las antiguas pesetas dos días antes del partido y se esperaba alcanzar la cifra de 50.000 pesetas.

El partido se planteó en forma de exhibición, pero la diferencia fundamental con respecto a los partidos amistosos que disputaron los combinados formados por jugadores vascos con anterioridad, se debe al cambio de denominación ­utilizaron el nombre de Vasconia­ y a que en la cita se dio una mayor diversidad de procedencia de los jugadores, tanto por lo que respecta a clubes como a territorios.

En ese hecho pudo influir la presencia como seleccionador de Vasconia del alavés Amadeo García Salazar, hombre de vital importancia en la historia del Deportivo Alavés.

· Jugadores míticos

El técnico vasco seleccionó a Blasco, Urkizu, Garizurieta, Mugerza, Roberto Etxebarria, Gorostiza y Bata del Athletic; Beristain, Ciriaco, Quincoces, Olivares y Albeniz del Alavés; Amadeo y Aiestaran de la Real Sociedad, y a Kuki Bienzobas del Real Unión. En el cuadro catalán destacaba la presencia del mítico portero Zamora y el delantero Samitier.

Pese al buen nombre de los futbolistas, fue un partido sin emoción según recogen las crónicas. El fútbol que practicaron los dos equipos fue malo, aburrido y sin interés.

Los únicos que se salvaron de la quema fueron el guardameta Blasco con sus intervenciones, la seguridad de Ciriaco y Quincoces ­los dos defensas fueron fichados años después por el Real Madrid­ y los detalles magníficos que dejó Gorostiza sobre el césped de Montjuic.

Los vascos lucieron camiseta roja y los catalanes blanca, en un partido en el que un gol marcado por el exterior del Athletic bastó para doblegar a Catalunya. Incluso la renta pudo ser mayor al errar, en dos salidas de manera lamentable, Zamora. En la delantera de los locales, Samitier estuvo a su nivel, pero estuvo demasiado solo y siempre bien protegido por los centrales vascos.

Por la noche, la Federación Catalana obsequió a las dos selecciones con un banquete al que también asistieron los equipos de rugby de Languedoc y de Catalunya que jugaron un partido el mismo día.

El partido de vuelta se jugó en San Mamés seis meses después. El 1 de enero de 1931, Vasconia volvió a imponerse por 3-2 a Catalunya.

Markuleta, Zilaurren, Gerardo y Regueiro fueran las novedades en el once que presentó García Salazar. El seleccionador vasco fue muy criticado por parte del diario “El Pueblo Vasco” por confeccionar una convocatoria vasca primando más el aspecto económico que el deportivo.

Cuando los dos equipos saltaron al campo fueron recibidos entre aplausos que se intensificaron cuando los capitanes se intercambiaron los saludos de rigor. Samitier entregó a Quincoces una cesta con flores y el defensa vasco le regaló un gallardete con cuatro escudos de las provincias vascas.

La titularidad de Samitier fue muy bien acogida por los asistentes al encuentro. La figura cumbre del fútbol catalán despertaba mucha admiración por su exquisitez en el terreno de juego y no defraudó.

A pesar de las críticas recibidas y a alguna facilidad en defensa que no se vio en el primer partido, la superioridad vasca se reflejó en el marcador al marcharse al descanso con un 3-1 por delante. Samitier adelantó a Catalunya al aprovechar un fallo de cabeza de Quincoces, pero después Vasconia pasó por encima de los visitantes. -

Depor 2 Real 0... Un poco de por favor

Javier Aldasoro.MD

Dos cero y para casa. Es lo normal cuando la base de todo tu planteamiento es salir al campo a no perder, a que no te marquen, a cerrar espacios, olvidando por defecto el ataque y sus mecanismos más primarios. Esta Real juega al fútbol perfecto en ambas áreas, en una para que no nos marquen y en la otra para marcar. Cualquier fallo defensivo o acierto del rival, descuajaringa el invento como pasó ayer. Si por defecto del propio planteamiento no tienes al equipo preparado para atacar, ni qué decir tiene para remontar a base de juego y calidad. Así, se deja cualquier atisbo de reacción al albur de la estrategia; un sistema demasiado pobre para evitar lo de ayer, algo que, de no cambiar de cabo a rabo, se repetirá con más frecuencia de la que todos deseamos y que Bakero, visto lo visto, no se puede imaginar.

Este paupérrimo planteamiento puede ser la causa principal de las miserias que arrastra la Real. Como dijo Bakero, hay que sentarse, ver y analizar dónde estamos fallando. Lo que no tiene margen es la demagogia y la venta de humo. La realidad ya nos ha puesto en nuestro sitio y terminará por crucificar a la Real del bla, bla, bla. Fuentes, en agosto: “Nos vamos a divertir con esta Real”. Yo estoy que me troncho, no puedo más. Me cuentan que María de la Peña salió ayer de la zona de vestuarios con una sonrisa y lanzando perlas como “ésta es la línea a seguir”. No está mal, si no fuera porque somos últimos con un punto sobre 15. Bakero, a los medios: “Si fuera seguidor de la Real, hoy estaría contento. Éste es el camino”. Yo estoy como unas castañuelas. El camino, inmejorable, últimos y con otra derrota. Roza la falta de respeto al club y a la afición. Un poquito de por favor

 

Es más fácil predicar...

Javier Aldasoro.MD

Como se sabe, es más fácil predicar que dar trigo. Esta es la Real del bla, bla, bla. Fue primero el Consejo el que desenfocó la realidad lanzando un discurso atemporal y de poco juicio, inexplicable que llegara de ex jugadores de primer nivel a nada que hubieran entendido algo de su periplo profesional. Algo tan elemental como discernir la importancia que tiene el talante del talento, la oveja churra de la merina. Sorprendentemente demuestran con el paso de los días que no han aprendido a valorar la calidad en su justa medida, que es al fin y al cabo la que en último término resuelve. Poco a poco sus iluminados postulados no se los cree nadie, y la realidad se come con patatas al bla, bla, bla del Consejo que preside Miguel Fuentes.

Luego llegó Bakero. Se autoimpuso en el cargo llevándose por delante el proyecto deportivo de la entidad, y lanzó un discurso pobre pero creíble -para algunos- más por sus dotes de buen comunicador que por la solvencia del mismo. Discurso que me atrevo a decir que ni el mismo se lo cree y, si se lo cree, es que tampoco valoró como profesional el talento de los Romario, Stoichkov, Laudrup o Txiki, como debía.

Ayer la realidad le susurró a la oreja con mucha crueldad. Un Recre, con todos mis respetos, fue capaz de manejar los tempos de un partido contra la Real y en Anoeta. Era escéptico hasta ayer, había que dar tiempo. Hoy no creo en casi nada, esperando que solo sea la reacción causa-efecto del sopapo recibido. Cuatro partidos y nueve goles en contra para una Real manufacturada desde la defensa. Nueve millones gastados. Da vértigo la Real del bla, bla, bla. ¿Dónde esta el trigo? Esto asusta

 

DESASTRE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

DESASTRE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

La Real perdió contra el Recreativo de Huelva en Anoeta tras remontar dos goles en el segundo tiempo y encajar el gol de la derrota en el último minuto del descuento.

La Real dejó una imagen desoladora. Su relación con el fútbol es tan distante que parece que es un asunto que le es ajeno. En noventa minutos de ejercicio por el campo no se le atisbó ni una sola idea. Eso fue, con diferencia, lo peor del partido, que la gente se fue de Anoeta sin saber qué había querido hacer la Real.

La pregunta es terrible. Hay planes buenos, otros que no funcionan, ideas descabelladas, aventuras inciertas, propósitos voluntariosos, disparates, ideas geniales... Al elegir un camino existe la posibilidad de equivocarse. Lo malo es que la Real dio la sensación de no manejar ninguna de esas posibilidades, buena, mala, alocada o cabal. Simplemente, el público salió de Anoeta preguntándose qué pensaba hacer su equipo.

Que no le salió, eso huelga decirlo. Es una verdadera incógnita saber cómo pensaba ganar el partido la Real, porque es indiscutible que la Real salió a ganar. De ahí la tristeza. Pero el resultado fue el más adecuado a lo que se vio sobre el campo aunque bien pudo ser otro mucho mejor.

Es lo bueno de este juego y lo que da armas a los aficionados incondicionales, una especie en extinción y acosada. Ayer, sólo 18.000 en Anoeta. Ellos saben que ser de un equipo de fútbol no es una transacción económica, yo pago y tú me diviertes, sino un compromiso. Y por eso, los incondicionales estaban dispuestos a perdonar en parte a su equipo gracias a una remontada impensable.

Pero el gol del Recreativo en el último minuto del descuento -después de que la Real hubiera remontado un 0-2- tiene una virtud: limpiar el partido de las impurezas del empate a dos y dejarlo desnudo como la derrota, justa por lo visto en el campo. Fue un mazazo y puede acarrear problemas serios al equipo en la clasificación, pero al menos evitó el recurso a las medias tintas, los paños calientes y demás variedad de argumentos que habrían tenido eco al calor de un empate.

La derrota ilustra bien la actuación de la Real, que nunca hizo nada que justifique la palabra juego. Bakero repitió el mismo eje defensivo de siete futbolistas que dispuso en Madrid, la base de lo que debería ser la solidez del equipo, principio sobre el que quiere construir el futuro. Si, con esa propuesta, la Real fuera un equipo impermeable que hiciera un fútbol horrible todo estaría bien. No dejamos pasar ni la luz, podrían argumentar los realistas. Arriba, estamos a la espera de lo que pase y si hay suerte en una jugada de estrategia, un rechace o un balón largo, uno cero y a casa. Si no, cero cero y un punto al zurrón.

Pero en el supuesto de que ese fuera el objetivo, a día de hoy no es fácil saber hacia dónde quiere ir la Real, es difícil estar más lejos. A la Real ya le han metido nueve goles, una media peor que la de la temporada pasada. Especialmente preocupante, en este capítulo, es el naufragio de los nuevos, fichados expresamente para dar al equipo esa solidez, firmeza y empaque que no le daban los que ya estaban. Juanito y Rivas naufragaron ayer de forma clamorosa. El central, que lleva un inicio de temporada malo, se complicó con el balón y se enredó con una serie de faltas innecesarias, sin capacidad para anticiparse y robar. Rivas, a una distancia sideral del jugador que daba serenidad y criterio al Getafe, es un faro con las luces apagadas en el medio de la tormenta. El balón sale de sus botas sin contenido. En ocasiones parece que de forma aleatoria. Por la derecha o por la izquierda. Da igual. Hacia adelante o hacia atrás. Es lo mismo.

Con Rivas desorientado, Gerardo va tarde a todos los sitios. Es el primer sorprendido. Tiene que esperar y ver. Esos segundos perdidos son vitales en el fútbol moderno, y la Real anda a contrapié todo el partido. Y, entonces, aparece el pelotazo.

Sin ideas de juego

No el juego en largo, no. El pelotazo indiscriminado como fórmula de trasladar el problema a otro. Lo malo es que esos balones siempre vuelven y si el rival tiene un par de jugadores rapiditos y uno que sepa dar pasas de diez metros ya está montado el lío. Eso hizo el Recreativo, ante una Real sin ninguna idea de juego y totalmente incapaz de llevar el peso del partido. Nunca dio sensación de dominio. Jamás tuvo el partido controlado. Ni en los minutos de la remontada, en los que no medió ninguna idea más allá de un arranque de voluntad y la competitividad de Uranga. Una falta, un cabezazo y un penalti. A eso se reduce la aportación de la Real en toda la tarde.

Con ese equipaje el recorrido es muy corto. El empate habría solapado la crudeza de lo que vieron ayer los aficionados en Anoeta. La Real, con ese postrero gol, tiene un punto menos pero a lo mejor una perspectiva más certera de lo que le pasa.

Lo principal es que el equipo no sabe a qué juega. El balón es un verdadero problema y todas sus opciones no pasan de ser recursos. Está bien dominar el balón parado y la estrategia, pero también hay que hacer algo respecto al desarrollo del juego. Ese asunto capital se puede abordar de mil maneras. Hay equipos que manejan multitud de claves y tienen recursos para resolver diferentes problemas. Los hay que tienen plan A, plan B y, si todo va mal, hasta plan C. Otros, en cambio, tienen una idea, sólo una, pero la aplican hasta el límite de sus posibilidades. Juegan a eso y nunca lo olvidan.

Como primer paso, no estaría mal que la Real encontrase a que jugar. Que Bakero pusiera de acuerdo a todos sus futbolistas en una cosa. Aunque sólo sea una. Si todos saben cuál es, habrá derrotas pero no partidos como el de ayer, en el que los aficionados se preguntaban a la salida de Anoeta a qué juega la Real.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Bakero: "Hasta el 0-2 no fueron superiores"

Bakero: "Hasta el 0-2 no fueron superiores" El entrenador de la Real Sociedad, Jose Mari Bakero, intentó ocultar en su comparecencia la gran decepción que supone su primera derrota de la temporada. En ese sentido, dijo que no vio tanta superioridad del Sevilla como podría desprenderse del marcador y que el lunes "empieza una nueva historia".

"Cuando se pierde de esta forma el público se va decepcionado, pero quiero mirar en positivo porque hasta el 0-2 no fueron superiores. Hasta el minuto 70, el encuentro estaba abierto para el empate y en el descanso estaba convencido incluso de que íbamos a ganar", aseguró Bakero.

El técnico también consideró que en el último momento sus jugadores "agacharon la cabeza, como también lo ha hecho el estadio", aunque reconoció que "cayó" ante un equipo "terriblemente competitivo, que sabe leer los partidos y que es un gran conjunto"

Tengamos paciencia ( ironia )

Javier Aldasoro

El repasito de los equipos sevillanos al fútbol vasco evidencia la mediocridad del derbi en San Mamés. Ni el Athletic fue un referente, ni el Sevilla lo fue ayer, aunque las razones sean diametralmente opuestas. Hay que tener paciencia. El grupo necesita tiempo. Hay que ofrecer oxígeno y empujar sin desmayo, no es momento de enredar.

Eso no quita para que uno tenga su opinión. Y considero que las variables que se manejan tienden al fracaso. Creo en el fútbol, en la calidad, en su esencia. Y su esencia es tan primaria que la entiende un niño. En el colegio los buenos ganan a los menos buenos. Y los niños lo entienden pronto.

Repito, hay que esperar, pero el éxito del Dream Team y la Real campeona no radicaba en la unión del grupo. Fue su calidad la que les transportó hasta el éxito. “Denme futbolistas, que yo los haré atletas. No me den atletas para hacerlos futbolistas”, Valdano dixit. En fin, algo elemental que se desprecia. Pese a todo, busquemos por nuestro bien , y cuanto antes, un término medio entre el Athletic y el Sevilla. Bakero habló ayer del peso de una mochila. Patinó al pedir autocrítica a un público maltratado e inteligente. Las variables deportivas no me gustan, pero tengamos paciencia. “Vamos a disfrutar con esta Real”, Miguel Fuentes dixit. Tengamos paciencia, la Real la necesita

HCRE Errugbi Eskolaren 2006-07 denboraldi hasiera

HCRE Errugbi Eskolaren 2006-07 denboraldi hasiera

Datorren ostiralean, IRAILAK 8 arratsaldeko 6,30etan, Hernani Club Rugby Elkarteko Errugbi Eskolak 2006-07 denboraldia prestatzeko lehenengo entrenamendua egingo du Landaren.

Bertara gonbidatuta daude ihaz 2005-06 saioan Hernani CRE Eskolan jokatu zuten infantil, alebin, benjamin eta aurrebenjaminak eta baita ere, errugbia ezagutu nahi duten Hernaniko neska-mutil guztiak.

Gure errugbi eskolako gazteen adinak hauek dira:

Infantilak, 1992 eta 1993.ean jaiotakoak

Alebinak, 1994 eta 1995

Benjaminak, 1996 eta 1997

Aurrebenjaminak, 1998, 1999 eta 2000.ean jaiotakoak


Denboraldian zehar astean entrenamendu bat egiten dugu, ostiraletan (18,30etan) eta partiduak normalki igandetan jokatzen dira (goizeko 10etan ).

La Escuela de Rugby del Hernani CR Elkartea organiza el primer entrenamiento de la temporada el próximo viernes 8 de septiembre a las 6,30 de la tarde en Landare.

Esperamos la asistencia de todos los jugadores de la Escuela de Rugby del año pasado 2005-06 y por supuesto invitamos a presentarse en Landare a todos los chaval@s de Hernani, con edades comprendidas entre 6 y 14 años, que estén interesados en conocer el rugby.

A lo largo de la temporada realizamos un entrenamiento a la semana (viernes a las 18,30 h) y los partidos en general se juegan los domingos.



Informazio gehiago jasotzeko:

Hernani CR Elkartea, Tfo. eta FAXa :943557696 (19,30-22,00 bitartean)

hernanirugby@euskalnet.net


Atheltic 1 Real 1....Ongi etorri MIKEL!!!!

Atheltic 1 Real 1....Ongi etorri MIKEL!!!!

Ellos no lo sabían, pero el homenaje era a Aranburu. Ellos habían preparado toda la fiesta para sacar a hombros a Julen Guerrero, 'la perla' que se marchó entre lágrimas, pero la historia no juega a fútbol y quien ayer estaba de fiesta era Mikel, por volver a sentirse futbolista después de que un animal le sacara de lo que mejor sabe hacer de forma brutal e inaceptable.

Ellos se las prometían muy felices cuando Aduriz sacó provecho de una maniobra burda, sucia, tramposa, para adelantar al Athletic de forma ilegal, con la total colaboración de un linier pelirrojo de cuyo nombre no quiero acordarme. Ellos creían que la Aste Nagusia iba a terminar con la sexta victoria consecutiva en el derbi, pero no habían calculado que el fútbol, no siempre pero sí en ocasiones, guarda pequeñas intrahistorias que permiten hacer justicia divina con tipos absolutamente maravillosos como Aranburu. El héroe de la Real en la primera jornada.

El azpeitiarra se lesionó hace prácticamente nueve meses. Lo de se lesionó es un eufemismo de mal gusto. Lo acribillaron, lo machacaron por siete costados diferentes. Oriol, un tipo que dice llamarse a sí mismo central, le masacró la rodilla de tal manera que hubo quien pensó que no volvería a jugar a fútbol. Nueve meses después, Aranburu jugó sus primeros 45 minutos oficiales y el destino le reservó un minuto de gloria que difícilmente olvidará. Le reservó ese papel de héroe que tan poco le gusta desempeñar desde su modestia guipuzcoana. Le reservó esa sonrisa blanca inmaculada que tantas veces acompaña a los goles de la Real, porque pocos jugadores hay que expresen tan claramente la alegría que les supone que la Real marque un gol. El que siempre llega el primero a las celebraciones. Esta vez el centro de la piña, el objeto de la alegría era él, el protagonista, el centro de todas las agradecidas miradas txuri urdin. El hombre del partido.

Aranburu había aparecido al partido decidido. Sabe cómo se juega un derbi y sabe que el fútbol no espera a nadie. Aunque haya estado nueve meses parado, nadie se iba a acordar de eso. Nadie le iba a tratar con condescendencia. Él lo sabía y sólo buscó el empate que necesitaba el equipo con la misma determinación de siempre, como si no se hubiera lesionado. Le costó encontrar el sitio y con el balón sufrió como lo ha hecho durante la pretemporada. Se metió en algún lío que otro pero a medida que avanzó el partido, empezó a dejar algún detalle de los suyos. Porque el fútbol no espera a nadie, pero tampoco olvida y entiende rápido quién sabe de qué va la cuestión.

Faltaban sólo tres minutos cuando Prieto encaró para destrozar a Casas, colocó el balón en el corazón del área y tras la magistral dejada de Díaz de Cerio, ahí estaba él, con esa llegada de seda, con esa izquierda salvadora, para reclamar el papel que Oriol le ha robado en los últimos meses. Aranburu regalaba a la Real el primer punto de la temporada en un acto de justicia divina.

Atraco del linier

Porque si justo fue que el azpeitiarra tuviera el honor de lograr el empate, más justicia tuvo la igualada en sí. Porque si bien la Real no tuvo juego en los últimos 40 metros de campo, había controlado el partido con total comodidad ante un Athletic atemorizado, presa de su reciente pasado y de sus escasas virtudes, más allá de la amenaza de Aduriz, la clase de Yeste y la marrullería de Etxeberria, más capaz ya sólo de provocar faltas laterales que de otra cosa.

Sólo un accidente podía variar el rumbo de una primera parte de 0-0 clara, de control txuri urdin y en la que, incluso, el remate más claro había sido de Gari tras cazar un rechace, cuando Aduriz y el linier firmaron la trampa que permitió al Athletic adelantarse. El usurbildarra le dio un manotazo a un balón por encima de su cabeza a la salida del córner y el linier, valiente él, lo transformó en penalti ante la iracunda reacción de todo el conjunto txuri urdin. Aduriz, excesivamente sucio todo el partido como en un codazo final que le propinó a Riesgo absolutamente fuera de lugar, concretó el atraco.

La figura del linier protagonista gana enteros en el fútbol. Ya lo sufrió la Real la pasada temporada. No se conforman con no ver un solo fuera de juego sino que encima influyen en el juego con decisiones presuntamente valientes -me gustaría verle pitar eso en Anoeta a favor de la Real- que condicionan del todo un partido. El de ayer de forma radical ya que situó a la Real en la tesitura de remontar cuando tenía el partido totalmente controlado. En pleno desconcierto, Riesgo estuvo a punto de encajar el segundo tras una perdida que terminó en una contra. A Gabilondo le faltó un centímetro para empujar en la raya.

El partido tenía poco y a la Real le costó imponerse en la segunda mitad. Con problemas en la salida del balón, le costaba conectar con los últimos 30 metros y en alguna perdida se arriesgaba al 2-0. La determinación, sin embargo, era txuri urdin y con el empuje de Alonso, la clase de Prieto, las dobladas de Gerardo y la frescura de los Aranburu, Felicio y Cerio, que salieron del banquillo, se intuía que si la Real era capaz de llegar con control a los últimos metros, la igualada era posible. El Athletic, menor, se fue acobardando y esto posibilitó un acoso mayor de la Real que en cuanto dio con una tecla buena, hizo justicia. Fue sólo a tres minutos para el final. Mejor para el Athletic. Con diez minutos más, habría perdido. Para la Real, mereció la pena esperar. Sólo por ver esa cara de alegría de Aranburu. Ongi etorri, Mikel!!

VIA:MD

A por ellos oe!!!!

A por ellos oe!!!! Perder no entra. Empatar tendría su sitio. Pero lo que hay que hacer es ganar. Y por varias razones. La primera porque se trata del enemigo por excelencia. La segunda porque siempre es bueno empezar con buen pie y ya se sabe que el que da primero, dice el refrán, da dos veces. Y la tercera y principal porque este equipo necesita seguridad como el comer. Se ha apostado -Bakero ha apostado- por el bloque como arma fundamental y éste tiene que alimentarse de autoestima, seguridad y confianza, arrobas de confianza, para afrontar con ciertas garantías este duro campeonato que tendrá que resolver.

El entorno blanquiazul está para pocas chuflas. No se le olvida todo lo que se le prometió y observa más perpejlo que expectante lo que se lo ofrece hoy. Si no funciona el bloque, a esta Real no hay quien la sostenga. Razón por la que un triunfo ofrecería en la tarde noche de hoy más que tres puntos, que ya son bastante.

Ganar, ganar o ganar. La familia blanquiazul se merece con creces semejante alegría. Sería enorme para todos, hasta para el futuro de nuestra querida Real en esta Liga.

CUANDO NO SE VE DÓNDE AGARRARSE

CUANDO NO SE VE DÓNDE AGARRARSE

Bueno, hoy me marcho de vacaciones (ESCOCIA E IRLANDA), y antes de irme os dejo otra "joyita" de Enrique Marín, como casi siempre acertado;

"Si hace unos días escribía que lo de la Real de Bakero se me antojaba que iba a ser una cuestión de fe, de creer que le puede ir bien sin pensar que pueda llegar a jugar bien, algo tan ilógico como milagroso, los dos amistosos disputados en Inglaterra me han dado la razón a medias. Se confirma que, leído lo que algunos han contado, es mejor no verla, pero los resultados (1-0 y 0-0) son como para perder la fe. Que sí, que ya sé que es muy pronto para empezar a sacar conclusiones y que cualquier crítica puede ser precipitada. Que no, que no es plan empezar a dudar de un grupo que no ha hecho más que empezar a intentar asimilar y plasmar las ideas de su entrenador. Sin embargo, ¿hay algo más preocupante para un equipo que ser incapaz de marcar un mísero gol a dos modestos equipos ingleses que compiten en dos categorías inferiores a las de la Real?

Quienes han visto en acción a los de Bakero no esconden las carencias del juego blanquiazul. Claro que todo es mejorable, aunque a mí lo que me preocupa es que el encargado de este proyecto que tantas dudas crea vaya por ahí dando la sensación de que, bueno, si le sale mal, pues qué se le va a hacer. No me gusta y no me resisto a criticarlo. "

Esta vez tampoco

Esta vez tampoco

El segundo amistoso en Inglaterra se saló con un empate sin goles tras un partido en el que faltó un poco de todo. Bien atrás en la primera mitad, al equipo le faltó ataque y cuando se soltó un poco en la segunda, se arriesgó a la derrota.

La Real tampoco pudo apuntarse la victoria en el segundo partido de la pretemporada en el que volvió a evidenciar que todavía está lejos de su velocidad de crucero. Con severos problemas para generar peligro en la primera parte y con una excesiva distancia entre líneas en la segunda mitad que le colocaron en el abismo de la derrota, los txuri urdin ofrecieron otro partido en el que el equilibrio entre el juego de ataque y defensa todavía es una quimera.

Dejar la portería a cero, al menos, le aseguró el empate. Esta primera mitad de la pretemporada Bakero la va a emplear para hacer todo tipo de pruebas y, por tanto, hay que estar preparados para que a la Real le cueste ser un equipo completo. El técnico mezcla mucho y siempre hay alguna carencia. Cuando atrás está bien le falta, cuando llega no remata y si su juego se alegra mucho, se asoma a la derrota.

Son síntomas habituales del verano que, en cualquier caso, conviene no perder de vista. El mayor problema que volvió a encontrar la Real en toda la primera parte estuvo en la iniciación del juego a partir de la posición de medio centro. Atrás no pasó apenas apuros. La única ocasión que concedió la abortó Riesgo con un paradón pero fue incapaz de convertir su aparente control de la situación en algo concreto.

El balón murió casi permanentemente en la conexión entre Rivas y los tres creadores que jugaron por delante suyo, Novo, Stevanovic y Felicio, incapaces de dar el balón en ventaja a Prieto y Kovacevic. Aunque en los entrenamientos previos había ensayado con una defensa de tres centrales, el adiós de Brechet llevó a Bakero a mantener la línea de cuatro durante todo el partido. Con Ansotegi y Labaka como centrales en la primera mitad, con González y Rekarte, por la izquierda, a sus costados y Rivas por delante.

La línea de jugones anteriormente mencionada anunciaba una presunta fluidez en la posesión pero el ritmo volvió a ser cansino, incapaz de desbordar a nadie. La sensación fue, si cabe, un poco frustrante ya que el partido no manejó las claves del disputado en Doncaster. Si allí la Real se topó con un campo estrecho y un equipo que se declaró manifiestamente inferior desde el principio, que se entregó a las claves más rudimentarias de este juego como cuaderno de bitácora, ayer se topó con un escenario de más alcurnia.

El estadio era mucho mejor, el césped más grande e impecable y el equipo inglés, con una mayor autoestima, planteó un partido mucho más académico y más abierto. Ante esa postura menos cerrada del rival, la Real casi nunca fue capaz de meter una marcha más al encuentro que le permitiera desequilibrar.

Rivas, bien

Atrás, con Rivas con un espectacular dominio de la situación que le permitía robar todo pese a que aparentó jugar con suficiencia, recuperaba rápido el balón pero a partir de ahí, la noche. El de Ciudad Real suelta rápido el balón y en ese primer acto fue Felicio el único que apuntó cierta intención por delante del ex del Getafe. Stevanovic estuvo desaparecido en combate, muy en la línea del año pasado, y las cinco patadas que le metieron a Novo convirtieron su habitual parsimonia en ofuscamiento.

Sólo el portugués, con una alguna conducción rápida y un par de roscas con intención, anunció cierto peligro pero la falta de entendimiento con los desmarques de Kovacevic lo dejaron en nada. Con el serbio inédito y desasistido, sólo dos balones que Prieto remató mal en el área y una contra que condujo para dejar atrás a Novo, que remató alto, fue lo único reseñable de una Real en ataque que, por el contrario, tuvo a Riesgo en su sitio, con un paradón junto a la cepa del poste, cuando Hudson remató muy duro un rechace de la defensa txuri urdin. La segunda mitad fue mucho más abierta. Un carrusel que concedió muchos más espacios y que podía haber permitido a la Real ganar pero que, realmente, le tuvo más cerca de la derrota ya que el descontrol del juego ofreció al Huddersfield las ventajas que no había tenido en el primer acto.

La defensa de la Real cambió de nombres (Cifu, Labaka, Juanito y Garrido) pero su solvencia no varió y, en cambio, es posible que la salida de Rivas del campo restara al equipo algo de posicionamiento, control y sobriedad, para dotarle de más idea. Gerardo y Alonso se pusieron al mando de las operaciones y el ex del Málaga fue quien dejó los mejores detalles del partido. En especial con dos balones parados magistralmente botados a pie cambiado, cerrados, y sobre todo con un un buen manejo del balón que permitió a la Real aparentar algo más alegre.

La realidad, sin embargo, es que la buena pelea de Gari Uranga arriba no tuvo mucho premio y que ni él ni Díaz de Ciero recibieron suficientes balones, y en condiciones, como para dañar el equipo inglés. La mejor ocasión de la Real en toda esta segunda parte, y seguramente del partido, fue una falta botada por Gerardo a ocho metros del vértice del área izquierda, cerrada, que enviada con mucha intención al segundo palo, casi sorprende al meta Glennon

 

 

LA REAL SE AHOGÓ

LA REAL SE AHOGÓ

La Real perdió su primer amistoso en una jugada a balón parado, en un choque típico de pretemporada La presencia de Kovacevic y Aranburu, lo mejor.

El proyecto 06/07 arrancó con derrota en Doncaster. Una anécdota. Más allá del mal gusto que siempre deja perder ante un Segunda B inglés, la Real de José Mari Bakero zarpó ayer con la sensación de que las noticias que fue dejando alrededor de su juego fueron mucho más trascendentales que el juego en sí. Con la espesura propia de quien sólo tiene quince días de preparación en sus piernas, la Real no pudo con la determinación y la ilusión del conjunto local y cuando mejoró, en la segunda mitad, una espectacular tormenta de agua con aparato eléctrico anegó el poco juego que puede tener a estas alturas pero que, sin embargo, parecía suficiente como para poder empatar. La lluvia, en cambio, terminó por ahogar a la Real. Las mejores noticias fueron las reapariciones de Kovacevic y Aranburu y la sensación de que los fichajes pueden aportar cosas interesantes.

José Mari Bakero empleó para empezar la pretemporada un sistema muy cercano a un 4-4-2 en el que las principales novedades las trajeron las caras nuevas y alguna ubicación de medio campo para adelante. El técnico alineó en la primera mitad a tres de sus fichajes -Bravo, Gerardo y Felicio- y al margen de que tuvo que colocar a Cifuentes en la izquierda para hacer hueco a Gerardo como lateral diestro, la defensa tuvo una fisonomía reconocible. El eje de la medular Bakero se lo entregó a Mikel González y Mikel Alonso, con el tolosarra casi de media punta, para disponer de dos delanteros, Cerio y Kovacevic, con Felicio y Novo en las bandas, este último algo más centrado.

El experimento, como es normal a finales de julio, no fue ninguna maravilla y zarpó realmente trabado. A las carencias propias en la condición física de estas alturas de temporada se unió la escasez de futbolistas creativos con el balón y todo ello redundó en una Real excesivamente plomiza y lenta, incluso para un Segunda B inglés como el Doncaster al que su fogosidad y su astucia y fe en la estrategia le bastó para retirarse al descanso con ventaja en el marcador.

De hecho, en la parte final de la primera mitad, al Doncaster le alcanzó hasta para gustarse y, de alguna manera, arrinconar a la Real. El partido, que había nacido igualado con una buena ocasión de Kovacevic tras una mejor maniobra de Díaz de Cerio, que le dio el balón por delante, se fue decantando hacia el lado inglés hasta hacer sufrir a la Real. A partir del minuto veinte a la Real le costó mucho. Antes, bordeando el cuarto de hora, Price ya había tenido una clara ocasión de batir a Bravo pero fue a la media hora cuando un córner bien botado por el Doncaster fue cabeceado, solo, por su capitán, Fenton, después de una peinada en el primer palo. La maniobra defensiva de la Real no pudo ser peor.

Espoleados por el gol, los locales botaron una serie de corners consecutivos que incluso amagaron con el segundo gol sin éxito, aunque con una gran sensación de agobio de la Real. Al equipo txuri urdin le costó mucho sacar el balón y con poca llegada de los laterales, sus intentos languidecieron a un ritmo muy cansino en las botas casi siempre de Alonso o Novo. Nunca pudieron meter una marcha más que provocara una mayor velocidad de balón. Lógico a estas alturas.

Mejor tras el descanso

El equipo mejoró bastante en la segunda mitad. Con una defensa más similar a la del año pasado y que bien podría ser titular (Riesgo, Rekarte, Juanito, Labaka, Garrido) y con un perfil de jugador mucho más interesante de medio campo para adelante, la Real se fue haciendo con el mando del partido.

Rivas comenzó a demostrar lo que puede dar de sí imponiéndose con facilidad en el centro del campo y las combinaciones, sobre todo, de Xabi Prieto y Aranburu, más alguna aparición de Stevanovic y Rossato, fueron suficiente para empezar a arrinconar al Doncaster, al que el cansancio empezaba a ahogar. Quien terminó anegada, sin embargo, fue la Real.

Aunque le estaba costando crear ocasiones, el empate se veía venir. Kovacevic amenazó a Blayney con un buen disparo y el 4-1-4-1 que Bakero empleó en la segunda parte funcionaba. Rivas, de sostén, y Prieto y Aranburu dueños del costado medio derecho -permutando sus posiciones- dominaban el partido.

La recta final del mismo, sin embargo, fue un imposible. Mediada la segunda mitad comenzó a caer una fina lluvia que desembocó en una violenta y feroz tormenta, con aparato eléctrico incluido, que dotó al campo de Belle vue de una velocidad indescifrable para la Real a estas alturas. Imposibles de negociar la posesión con cierto criterio, generar una ocasión fue tarea de chinos para los txuri urdin para solaz de un Doncaster que, con su cansancio como coartada y la climatología como aliada, dedicó los últimos veinte minutos a defender el tesoro del gol de Fenton, entre los animosos cantos de su hinchada. Para ellos era un premio mayor. Para la Real una anécdota que le anuncia que aún hay mucho camino por recorrer

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La Real abrirá la Liga el 27 de agosto en San Mamés, tercer derbi inaugural en cinco años

La Real abrirá la Liga el 27 de agosto en San Mamés, tercer derbi inaugural en cinco años

Este va a ser el calendario de la Real en la temporada 2006/2007:

Jornada 1. Athletic - Real Sociedad

Jornada 2. Real Sociedad - Sevilla

Jornada 3. Real Madrid - Real Sociedad

Jornada 4. Real Sociedad - Recreativo

Jornada 5. Deportivo - Real Sociedad

Jornada 6. Real Sociedad - Zaragoza

Jornada 7. Mallorca - Real Sociedad

Jornada 8. Real Sociedad - Villarreal

Jornada 9. Levante - Real Sociedad

Jornada 10. Real Sociedad - Espanyol

Jornada 11. Real Sociedad - Betis

Jornada 12. Atlético - Real Sociedad

Jornada 13. Real Sociedad - Getafe

Jornada 14. Barcelona - Real Sociedad

Jornada 15. Real Sociedad - Gimnástic

Jornada 16. Celta - Real Sociedad

Jornada 17. Real Sociedad - Osasuna

Jornada 18. Racing - Real Sociedad

Jornada 19. Real Sociedad - Valencia

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres